cuidándose después de un dia de playeo

Cuidado de la piel después de un día en la playa

¿A quién no le gusta un poco de diversión al sol? Un día en la playa puede ser muy relajante tanto para el cuerpo como para el alma. Sólo asegúrate de cuidar bien tu piel una vez que regreses a casa. De esta manera tu piel se mantiene suave, saludable e hidratada incluso después de pasar un largo día disfrutando del surf y el sol.

Dúchate e hidrata

Sin duda ha aplicado capa tras capa de protector solar y ha nadado en el océano salado, así que es hora de limpiar bien su cuerpo para eliminar la acumulación de producto. No uses un jabón desodorante secante, opta por una pastilla de jabón natural hidratante o un jabón de ducha hidratante.

Inmediatamente después de secarte, aplica una crema hidratante a todo tu cuerpo. La sal y el sol pueden ser muy resecantes para la piel, por lo que es necesario hidratar la piel inmediatamente después de la ducha. Cuando lo aplicas justo después de secarte, sellas toda la humedad de la piel de la ducha.

Hidrate los pies

¿Sabes lo bien que te puedes sentir caminando por la arena sin tus sandalias? (¡Bueno, al menos en la arena fresca y húmeda!) Realmente le estás dando a tus pies una fantástica exfoliación natural cuando haces esto. Así que si no te quitas los zapatos en la playa, empieza a hacerlo; la arena es el exfoliante natural perfecto. Cuando esté vadeando en el agua, tómese un tiempo para frotar los pies en la arena y arremolinarlos para asegurarse de que todas las partes estén exfoliadas.

El siguiente paso importante que puedes ahorrar para el coche o en casa: ¡la crema hidratante! ¡Es imprescindible! Has exfoliado la piel muerta de tus pies, los has empapado en agua salada, pero a menos que los hidrates, serán un desastre. Una vez que te apliques la crema hidratante, notarás que tus pies se sienten como si te acabaras de hacer una pedicura.

No permitas que tu cabello se encrespe

cabello encrespado en la playaTu cabello puede recibir una verdadera paliza cuando estás en la playa.  Un consejo rápido antes del agua: aplica un acondicionador para el cabello antes de ir a la playa. Esto ayudará a mantener tu cabello libre de enredos y le da un poco de una capa protegida. Además, un producto que puedes aplicar antes de salir por el día es un protector UV para tu cabello.

Cuando llegues a casa de la playa, lávate bien el cabello y aplica un acondicionador profundo durante 5-10 minutos. Asegúrate de usar un peine dental ancho para peinarte el cabello.

Cuida suavemente tu rostro

Dependiendo de lo ventoso que sea tu día en la playa, tu cara podría haber sido incluida en la exfoliación natural de la arena. Lo último que quieres hacer es volver a casa y exfoliar tu piel de nuevo. Usa un limpiador facial suave para quitarte todo el protector solar y luego aplica un hidratante o crema de noche para calmar tu piel.

Calma tus labios

Con suerte, te aplicaste un bálsamo labial con SPF durante todo el día. Los labios pueden quemarse fácilmente con el sol, y este será un gran paso en el cuidado de tu delicada zona labial. Pero no importa si lo hiciste o no, tus labios se sentirán un poco secos y abusados. Aplique un bálsamo labial espeso o incluso una simple vaselina en los labios y deje que éstos absorban el producto. Inmediatamente se sentirán hidratados y suaves.

 Agua, agua, agua

Es difícil acordarse de beber sus ocho vasos de agua cuando te ves tan linda en traje de baño sentada en un sillón de salón. Pero ahora que estás en casa puedes abastecerte desde donde lo dejaste antes de ir a la playa. Beba unos cuantos vasos de agua por si acaso; le prometo que se sentirá mejor.

Recuerda, en Mar Menor queremos ofrecerte los mejores consejos para aprovechar la playa al máximo.